Por Alejandra Enciso
Conocida como la ‘Amazonas
Austriaca’ Manuela Horn,
madre de dos niños, esposa,
cantante del estilo tirolés
(yodel), también es una artista extremadamente
dinámica que lleva más
de diez años con el Teatro Zinzanni, un
espectáculo que combina artes circenses
con baile y cena gourmet de varios
tiempos. También conduce festivales
de cerveza –Oktoberfest- por el mundo
cantando y amenizando. Era justo y no
podíamos dejar pasar la oportunidad
de entrevistar a Manuela, una verdadera
amazonas, ejemplo para muchas
mujeres. Aquí te dejamos con las palabras
que le brindó a Mujer Actual.
¿Cuándo estás de gira viajas
con tus hijos?
Fíjate que mis hijos son muy pequeños,
mi niña tiene seis años, está en primero
de primaria. No me funcionaba el sacarlos
de la escuela a cada rato, así que
ahora se quedan en casa. Mi esposo es
una maravilla, me apoya mucho, él sabía
a lo que se estaba metiendo cuando
se casó conmigo (risas), soy muy afortunada
de tener la familia que tengo.
¿Cómo combinas todas estas actividades,
todos estos roles? Y lo
más importante, ¿cómo te conservas
centrada?
Muy cierto, sí. Hago el intento por mantenerme
centrada; lo bueno y divertido
de este negocio es que trabajas por
cuatro o cinco meses y después descansas
tres o cuatro meses. Hay veces
en la gira en la que puedo volar un
par de días a casa y ver a los niños. En
las vacaciones de verano me los llevo
a Austria, de donde soy originaria, y
allá soy 100% mamá. Y también, otra
vez te digo, soy muy afortunada, tuve
mucha suerte con mis hijos porque son
seres muy divertidos y sobre todo independientes.
Claro que en ocasiones
extrañan a su mamá ¿Me explico? Pero
tienen sus propias formas creativas de
ocuparse, van a la escuela circense y a
gimnasia. Tenemos también gente que
nos ayuda. Ahora, mientras más crecen,
más me dicen cómo se sienten…
Manuela cuando no está de gira, reside
en Seattle con su familia. Actualmente
está en Costa Mesa con la compañía
del Teatro Zinzanni, donde permanecerá
hasta finales de diciembre.
¿Cómo te mantienes en forma estando de gira?
Me encantaría decirte: “sólo como saludable”, pero no. Hago
ejercicio diario, una hora. Me gusta mucho nadar; si hay
playa donde estoy, me gusta correr en la playa. Me levanto
como a las 10 de la mañana porque trabajamos hasta muy
tarde como hasta las 12:30 am y es una experiencia tan
llena de adrenalina que el cuerpo tarda en aclimatarse. Los
artistas somos como búos. Aunque cuando no estoy trabajando
y estoy con mis hijos, me acuesto a las diez.
¿Cómo es un día típico en tu vida?
Te digo, me levanto a las 10, tomo una taza de té. Leo mis
correos, checo mis páginas y veo cómo están mis fans, les
contesto, interactúo un poco con ellos, de ahí me voy al gimnasio
de las 11:00 hasta como las 12:30 más o menos, de ahí
me hago de comer, una ensalada, algo de proteína y constantemente
estoy trabajando en canciones nuevas y viendo material
nuevo para trabajar. De ahí, me preparo para la función
porque tardamos poco más de una hora para arreglarnos y a
empezar. Después del espectáculo me quedo como otra hora
para platicar con el público y escuchar lo que les gustó y lo que
no. Quiero mucho a mis fans y la retroalimentación es clave.
La experiencia del Teatro Zinzanni,
¿cómo la describirías?
Desde que entras en la carpa, se llama ‘spigo’, muy antigua,
es tan elegante, llena de espejos y terciopelo rojo; sólo el
contemprarla, te llevará quince minutos. Además, no sabes
quién está trabajando en el espectáculo y quién no. La mesera
que te servirá el vaso con agua de repente se subirá a
un trapecio, así que es una experiencia muy diferente y es lo
bello de nuestro espectáculo, que todo es inesperado.
¿Qué les aconsejas a las mujeres de hoy? Mamás
que trabajan, que son esposas en esta época que es
complicada. Es tamos en el siglo XXI, pero a la mujer
se le sigue catalogando en roles ‘únicos’
Que se mantengan al tanto, que estén conectadas. Yo platico
con mis hijos por skype todos los días y con cada uno
me quedo por lo menos cinco minutos, platicamos de
cómo les va en la escuela, me enseñan las manualidades
que hacen, eso es lo bueno de nuestra época tan moderna,
que tenemos estas herramientas para comunicarnos.
Claro que si tengo oportunidad, vuelo a casa y les dedico
todo el tiempo. Como mamás, tengan sorpresas siempre
para sus hijos, yo siempre trato de prepararles algo
para que se emocionen y la espera valga la pena. Siempre
les pido que me dibujen cosas para llevarlas conmigo.
Como pareja también es muy importante mantenerse en sincronía,
hacerse el tiempo para pasar sólo los dos y reconectar
constantemente para fortalecer esa seguridad en la relación.
Hacer cosas divertidas sólo los dos, como masajes, cenas; a
nosotros nos gusta surfear en ‘boogie’, por ejemplo.
¿Algo que le quieras decir a tu público mexicano?
¡Uy! Me encanta la música mexicana ¿Sabes por qué?
Soy de Austria y la música tiene acordeón, entonces al
escuchar las estaciones de radio mexicanas, ¡me encanta
la música! Porque tiene mucho acordeón, es tan edificante…
me pone de buenas. Nunca aprendí español,
pero es algo que definitivamente está en mi lista, lo tendré
que hacer…
n Si quieres saber más
de Manuela y de su
trabajo favor de visitar
www.manuelahorn.com
n El Teatro Zinzanni
estará en el Segerstrom
Center for the Arts hasta
el 31 de diciembre de
2012.